jueves, 24 de febrero de 2011

POESÍA:CERCA DE TI.



Cerca de ti las palomas florecen,
sonriendo lentamente a la vida.
Se inventa mi alma un sortilegio,
donde acariciar tus azucenas.
-----------------------------------
Close to you mi corazón se aferra,
a la belleza de un instante silencioso.
Esperando un guiño suave de tus ojos,
que cambie mi universo para siempre.
----------------------------------
Cerca de ti nieva en mis valles,
desgranando tu ternura suavemente.
Perdido en el misterio de tus risa,
que me susurra tu alma lentamente.

Lorenzo Valenzuela.Texto declarado en la Sgae.

5 comentarios:

  1. Te he puesto musiquita....

    ResponderEliminar
  2. {\rtf1\ansi\ansicpg1252
    {\fonttbl}
    {\colortbl;\red255\green255\blue255;}
    }

    ResponderEliminar
  3. Los castaños sobre el aire,
    lleno de oro y de pesadez.
    Difunden sus perfùmenez
    y parecen extender.
    Aire, aire que te envuelve,
    siempre será aire.
    Que siempre respiras,
    pero no todas entiendes.
    P.6:travieso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay! Qué canción! Al principio me intrigó, y luego me encantó. Pero al que quiere saber lo que significa "perjúmenes", por mucho que le respondan, se quedará con la duda del significado del los verbos "solipeyar", "sulibeyar" y "reverbereyar". Aunque adivino que éste último puede ser "retumbar", el resto son enigmáticos para mí. Supongo que alguna vez alguién se habrá puesto a traducir esta canción. Sabéis dónde lo puedo encontrar?

      Eliminar
  4. ¡ O cielo! Le veo de nuevo señorito
    De todos los amores de mi alma
    Usted el más tierno y el primero.
    ¿ Se acuerda de nuestra historia?
    Guárdela en la memoria:
    Era, creo, el último verano.

    ¡ Oh! Marquesa, cuando se piensa en eso,
    Este tiempo que en locura se gasta,
    ¡ Como escapa de nosotros y nos evita!
    Sabes bien, mi viejo maestro
    Qué en invierno, sin que lo aparentes
    ¿ Tendré veinte años, y tú dieciocho?

    ¡ Pues bien! Yo amo, sin halago,
    Si mi rosa es un poco descolorida,
    Conservo su belleza.
    ¡ Niño! Jamás cabeza ...
    No, ni fue por muy bello, ni tan loco...
    ¿ Te acuerdas de ese verano?

    ¿ De nuestras tardes, de nuestra disputa?
    Callado me diste, me recuerdo,
    Tu collar de oro para apaciguarme,
    Y durante tres noches, que moría,
    Me desperté cada cuarto de hora,
    Para verlo y para el besarlo.
    Autor: Yo también escribo.

    ResponderEliminar